viernes, 7 de octubre de 2011

La Salada en Época Romana

La Salada Nueva

"Algunos de los despoblados de Estepa parecen algo más extensos que simples "villas rústicas", pudiendo en este caso tratarse de un "vicus" o aldea, tal es el caso de la Salada Nueva y de la Heredad de los Picardía. El cortijo de la Salada Nueva se halla situado próximo a la aldea de La Salada, junto al camino de Estepa a Casariche, a unos cuatro kilómetros al oriente de aquella ciudad. En la suerte llamada "Mata Vallejo" se encuentra el despoblado romano, que ocupa una extensión de ocho o nueve fanegas de tierra, en las que abundan sobre el terreno los restos de materiales de construcción: "tegulae, laterculi", fragmentos de vidrio, placas de mármol, etc. Al realizar labores han aparecido en distintas ocasiones trozos de muros y cimientos marcando la planta de las habitaciones, hornos cerámicos casi completos, trozos de columnas, gran cantidad de sillares, restos de mosaicos, sepulturas de ladrillo, urnas de piedra o plomo, lucernas, vasijas de todas clases y otros diferentes objetos de procedencia romana. Al plantar el olivar que hoy ocupa parte del despoblado, se halló un muro de cantería, que corría recto un gran espacio, paralelo a una cañería, también de sillares, de la que le separaba de 1'50 a 2'50 metros, tanto el muro como la cañería iban a dar por uno de sus extremos en un cimiento redondo, como de torre, sin que por el lado opuesto se encontrara el final de ellos. También se halló una piedra con epígrafe, que parece fue remitida a un coleccionista de Osuna, y entre las monedas que en abundancia se han encontrado en este yacimiento apareció una de oro del emperador bizantino Anastasio (491-518), lo que supondría que existió allí población todavía a principio del siglo VI. La inscripción pétrea citada se halló en la Salada Nueva en 1860 identificándose con la conservada en el Museo Arqueológico Provincial de Sevilla, número 536 del inventario general, perteneció a la colección arqueológica municipal en la que entró por donación de D. Francisco Collantes de Terán en 1884, su texto dice: D M S, FORESIA SERVA, ANNORUM XXXIII, PIA IN SUIS, H S E S T T L (C.I.L., volumen II, número 1455, Húbner dice que Foresia parece derivarse de Forum Iulium, Iliturgi)"

AA. VV. Catálogo Arqueológico de Sevilla y provincia, 1955, tomo IV, pp. 36.